Operativo contra manteros en Solano

La Municipalidad de Quilmes ordenó otro despliegue policial en calle 844.


Siguiendo las órdenes de nivel Nacional y tal como se vió hoy en la zona porteña de Once, el Municipio de Quilmes desplegó hoy un fuerte operativo para finalizar, al menos por este martes, la venta ambulante en pleno centro de San Francisco Solano.

La Secretaría de Seguridad, junto a la Agencia de Fiscalización y Control Comunal del Municipio de Quilmes, fueron los encargados del operativo, que desplegó a efectivos de la Comisaría 4ta, de la policía Local, del BOM y del Grupo de apoyo departamental para solicitar a los manteros que desarmen sus puestos en la vía pública.

A diferencia de lo que sucedió en Once, donde la policía se enfrentó con los vendedores callejeros, en Solano los puesteros se retiraron pacíficamente y no hubo ningún tipo de reproche.

Según lo que detallaban los ambulantes a nuestro medio, siguen esperando por una iniciativa que prometió Francisco “Barba” Gutiérrez en 2014 y que la Gestión de Molina volvió a nombrar en uno de los operativos desplegados en 2016, en donde se mencionaba la oportunidad de crear un sector especial para vendedores callejeros en el Playón o la Terminal de Solano, ubicada en calle 845 y avenida Provincial.

El operativo se llevó a cabo en plena 844, entre 893 y avenida 24, pero tal como sucedió en todo el 2016, llamativamente algunos puestos siguieron trabajando con normalidad, cosa que despertó el enojo de los vendedores que debieron retirarse. “El que tiene un buen arreglo con ROBERTITO es el que sigue trabajando. Esta persona nos pide 500 pesos por semana pero no todos llegamos a ese monto” detallaron

Te puede interesar