Dos policías estuvieron a punto de ser linchados por detener a un acusado de homicidio

Vecinos de un asentamiento de Lomas de Zamora los atacaron en momentos que detenían a un malandra. Rompieros dos patrulleros e hirieron a un efectivo.


Habitantes de una villa de emergencia de la localidad bonaerense de San José, en el partido de Lomas de Zamora, decidieron salir en defensa de un peligroso delincuente, quien había sido detenido por los pesquisas policiales, ya que aparece sindicado como responsable del asesinato a balazos del mecánico Jorge Diego Litarowicz, de 35 años. Este ilícito sucedió el mes pasado, cuando el trabajador salió en defensa de su padre, quien era asaltado por el malviviente.

La gente agredió violentamente a los servidores públicos e intentó someterlos a un linchamiento, para tratar de rescatar al despreciable forajido. Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que el individuo, llamado Julián Ignacio, de 22 años, fue interceptado por los integrantes de la comisaría de San José (6ª de Lomas de Zamora), en el cruce de El Trébol y Otawa.

El hampón, al verse sorprendido, extrajo un arma de fuego de su cintura y amenazó a esos investigadores, para luego comenzar a correr por un pasillo denominado El Chingolito y esconderse en una finca de 2 plantas. Los policías ingresaron rápidamente a la vivienda y apresaron al delincuente, a quien le incautaron un revólver Galand 22 largo y una pistola Taurus 9 milímetros, con numeración limada y 5 municiones en el cargador.

La gente, al observar el accionar del personal de seguridad, resolvió lanzarles piedras, lo que arrojó un saldo de 2 patrulleros destrozados y un uniformado con heridas, debido a que estos sujetos quisieron linchar a los funcionarios. De inmediato las autoridades se llevaron al criminal y, posteriormente, con el apoyo de la Guardia de Infantería, concretaron un allanamiento en una finca situada en El Trébol al 3200, entre Otawa y Portugal, donde hallaron un televisor de 21 pulgadas, un ventilador y un par de zapatillas deportivas azules (todos estos objetos serían robados).

Quiso ayudar a su padre

El hecho, tal como publicamos en su momento, se produjo el 5 de diciembre, cuando Jorge Pedro Litarowicz, de 66 años, arribó, en una camioneta VW Amarok negra, patente JOC 115, a su domicilio, ubicado en La Calandria al 3500, oportunidad en la que fue interceptado, con fines de robo, por el malviviente. Por dicho motivo, el hijo del sexagenario, Jorge Diego, de 35 años, salió a defender a su progenitor, ocasión en la que el maleante le disparó un balazo en la rodilla izquierda.

El herido tuvo que ser trasladado a una clínica instalada en el cruce de Jujuy y Pasco, en Temperley, aunque dejó de existir. A raíz de la muerte del mecánico, los habitantes del vecindario realizaron marchas en reclamo de justicia.

Fuente: Crónica.

Te puede interesar